P.U.T.A

Imaginemos por un momento que nos interesara la verdad, sé que es trabajoso y que nadie tiene por qué aplicarse a tales esfuerzos imaginativos. Vista la actual manera de hacer política, y visto también que se nos presenta como la única posible, sobre todo en esta parte del mundo, entiendo que sería una forma algo menos neurótica de llevarla a cabo el ir llamando a las cosas por su nombre.

Cataluña es un país serio en lo que se refiere a la economía, los catalanes, mi familia adoptiva, no son tacaños, eso es un malentendido, pero sí son económicos en general, no les gusta hacer el idiota con las perras y por eso supongo me entenderán por estos lares en mi propuesta. Freud decía, cuando le plantearon que el psicoanálisis era caro, que mas lo era la neurosis y, por su parte Lacan, que el psicoanálisis producía “un decir menos tonto”.

La neurosis es dispendiosa porque siempre se habla de otra cosa, es un verdadero trabajo evitar, porque se abre paso de malas maneras, decir la verdad. Por eso propongo a nuestros próceres que de una vez por todas convoquen un concilio, o congreso constituyente para un partido verdaderamente revolucionario:

El “Partido Unitario de la Transparencia Administrativa”

La primera tarea del partido es, llegado al poder (y siempre pensando en la economía), llamar por su nombre a las cosas, así proponemos las siguientes concejalías, en las administraciones locales, consejerías en las autonómicas o ministerios en las estatales:

– De Obras Faraónicas. Es una de las primeras fuentes de financiación para el PUTA, se construyen teatros o cosas así que aunque inútiles y desmesuradas impliquen un 4% para los adjudicadores y contratos suculentos para los adjudicatarios que deberán ser amiguetes o parientes de los primeros para evitar los malos rollos cuando a falta de concluirse la obra el costo se dispare un 40%, o lo que sea, sobre el presupuesto.

– Recalificaciones y Vistas Gordas. Su función también esta regulada por la economía pero es distinto al anterior. En caso de crisis económica podría ser asumida en un solo ministerio o concejalía.

– Expolio de los bienes comunales. Puesta en valor económico de los bienes comunes. Hay un montón de hectáreas de terreno que no producen dividendos y que, por el contrario, traspasadas a manos privadas pasarán a ser una fuente de riqueza. En la actualidad sólo sirven para sustentar árboles que hay que limpiar para prevenir incendios forestales en las épocas de sequía y para que cuatro sonados se paseen por allí los fines de semana. Traspasadas a manos privadas podrían urbanizarse y construir casas y hoteles que pagarían impuestos, además la construcción de dichas urbanizaciones se puede transferir a empresas de conocidos y amiguetes con lo que el efecto benéfico se irradia. No sólo tendremos un gasto menos sino varias fuentes de ingresos más.

– Estresamiento y mosqueo, tambien llamada de “emprenyament colectiu”. Elevación del nivel de “arrousal”. Es conocido que el bajo tono muscular inhibe los comportamientos productivos, de manera que se precisa que el público en general esté con la adecuada cantidad de adrenalina, esto se consigue, p. e. cambiando o reduciendo el sentido de la circulación por las arterias más importantes de las ciudades, ello colapsa las vías inadecuadas que antes se usaban menos pero que ahora pasan a ser la alternativa, reduciendo las plazas de aparcamiento en las zonas donde la gente acude a comprar o a trabajar y aumentando la voracidad recaudatoria de los vigilantes. El proceder del ayuntamiento de Lloret de Mar al respecto es casi ejemplar y opino que el PUTA, una vez constituido debería examinarlo con reverente atención.

. Chuleo de la pasta al ciudadano. Subir los impuestos es impopular, sin embargo la utilización de la policía para recaudar dinero con las multas es un acto virtuoso que provee de fondos las arcas municipales al tiempo que evita la contaminación atmosférica, familia sin dinero para parking y multas es familia que no contamina.

– Subvenciones surrealistas y dispendios. Parte de esa pasta se retorna al pueblo en forma de subvenciones a las asociaciones cívicas de afines que se las gastaran en butifarradas y otras farras ludicofestivas, un estómago lleno no se acuerda de un bolsillo roto.

… Y unas cuantas propuestas más a desarrollar en el futuro con la ayuda de la militancia. A ese respecto consideramos que habra que tomar en cuenta tanto a los afiliados al partido, que podíamos llamar “hijos del PUTA”, como a los simpatizantes, llamados puteros, quedando para el resto de la ciudadanía, la que no participe del magno proyecto social, la de puteados.

www.arturoalcaine.com

Acerca de arturoalcaine

Psicólogo Clínico Psicoanalista
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s